Buscar
  • Art Plus

Lo Que Cuentan Las Capas de Pintura

Actualizado: 25 de jun de 2020

Cada vez que salgo de una exposición, mi mente divaga y siento que me estoy despidiendo del artista. Por supuesto, puedes volver una y otra vez, pero al final tienes que despedirte.


Decidí no ver el espectáculo de Vermeer, no podía atreverme a enfrentar sus hermosas obras, no porque sus pinturas sean elegantes y refinadas, sino porque, después de ver algunas de estas pinturas absolutamente silenciosas, pensaría que mis propias pinturas son simplemente garabatea sin sinceridad ni agallas.



Si también pintas, deberías mirar muy poco o nada el trabajo de los maestros para adentrarte en la pintura.


La gente a menudo describe las pinturas como espejos que reflejan la existencia y la verdad pero, desde mi punto de vista, la pintura es un acertijo eterno que nunca se podrá entender.

La relación entre el arte y la vida es un problema con el que luchó.


Se dice que la Escuela Holandesa fue la primera en representar la vida cotidiana, Rembrandt y Vermeer pintaron muchas escenas de la vida cotidiana al igual que lo hizo Frans Hals.


Vermeer era muy diferente de sus contemporáneos holandeses, alrededor del 70% de sus pinturas son obras divinas. En sus obras, una pared, una ventana semicerrada, una mesa, una silla y una alfombra de mesa son milagros silenciosos, solidificados en objetos reales.



Creo que es un trabajo incomparable, esto generalmente ocurre solo una vez, es un accidente de talento, un regalo de Dios o la buena fortuna de un pintor.


Los buenos pintores, en cierto punto, pintarán cuidadosamente una pieza como su trabajo más importante y, a veces, se convertirá en un trabajo sin igual. Puede haber muchas razones para esto:


Una razón puede ser que recibió una comisión inusual e importante, o que ha mantenido grandes ambiciones durante mucho tiempo y quería hacer algo al respecto. Una mezcla de los dos a veces producirá trabajos incomparables.


También hay una ruta menos laboriosa cuando tu suerte es perfecta y todo va bien te atreves a pintar algo desafiante. Tu talento y energía como pintor a veces se abrirán paso sin pensar que, en algún momento, la pintura se convertirá en una de tus obras únicas e incomparables.


Aquí es donde entra el último factor, la casualidad, cuando la obra de un pintor parece ser tocada por la mano de Dios porque, cuando un pintor comienza a pintar, no puede saber qué hará una obra divina, simplemente pinta. Este último estado es el más valioso tanto que muchas de las grandes obras de Van Gogh emanaron de él.


No sé lo que Vermeer pensó de su Muchacha Dormida, cualquiera que esté familiarizado con su trabajo debería saber que esta obra es diferente de todas las anteriores, con un diseño extraordinario y complejo.



Como dicen "el trabajo deliberado produce productos finos", las imágenes precisas y simples como estas requieren un largo proceso de enfoque extremo, llenando cauta y meticulosamente cada parte como si de un bordado se tratase. En el pasado, las mujeres hacían bordados y los estudiantes copiaban libros de caligrafía, puntada a puntada, trazo a trazo, continuando en silencio, aparentemente sin fin.


Esta no es mi técnica preferida, me gusta un modo de pintura más libre, pero Vermeer es una excepción para mí.


Hay una palabra en inglés, "overwork", que significa pintar una y otra vez, cubriendo capas con capas, con más precisión y saturación de lo que generalmente es necesario.


Hay muchos ejemplos de esto en la historia de la pintura, pensé que la Mona Lisa de Leonardo o la mujer de la perla de Corot, inspirada en la Mona Lisa, reflejaban la absorción total y el trabajo más profundo de los artistas, cubrían las pinturas una y otra vez , dejando una capa condensada compuesta de innumerables capas delgadas, una capa condensada de color en la superficie de su pintura al óleo, este es el encanto de la pintura al óleo.



El efecto de condensación que se consigue con la sobre posición de las capas detalladas de pintura, colores y pinceladas, crea una belleza de texturas oleosas que realmente no se puede ver en la reproducción, hay que pararse frente a la obra original para descubrirlo.


Muchas pinturas clásicas usan narraciones o historias para conmover a las personas, este es un clásico, una obra de Vermeer en particular, tiene su descripción conmovedora de una mujer durmiendo, pero también tiene textura.



Mis alumnos a menudo me preguntan cómo entender la pintura, realmente no hay forma de decirlo con certeza. Solo puedo decir que, un día, aprendes a ver la belleza de las texturas, de esta capa condensada de color y puedes entender la pintura, pero una vez lo haces, encontrarás también amargura. Por eso, cada vez que camino por la pintura, no me atrevo a mirarla por mucho tiempo, es como estar sorprendido por un milagro: observo y me alejo estoicamente.

Cheng

12 de junio de 2020

20 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo